Dirección

Delegación Provincial OCDS
Pedro Antonio de los Santos, 25 Col. San Miguel Chapultepec Del. Miguel Hidalgo 11850 México, D.F.
Tel. (55) 55 53 20 86

Delegación Provincial OCDS

7 + 2 =

Orden Seglar

de Carmelitas Descalzos

Se llama Orden Tercera o Seglar (OCDS) por su origen cronológico y por ser la tercera rama de la familia del Carmelo Descalzo.

• La Orden Primera la integramos los FRAILES Carmelitas Descalzos.

• La Orden Segunda es la de las MONJAS Carmelitas Descalzas.

• La Orden Tercera es la de los SEGLARES.

La Orden Seglar de los Carmelitas Descalzos es una asociación de fieles, que se comprometen a procurar la perfección evangélica en el mundo, inspirando y nutriendo la vida cristiana con la espiritualidad y orientación del Carmelo; así, la Orden Seglar acoge a aquellos fieles que por especial vocación se comprometen a vivir en el mundo, en comunión fraterna, una vida evangélica impregnada del espíritu de oración contemplativa, tomando como modelo a la Virgen María, y animada por el celo apostólico, según el ejemplo y doctrina de los santos carmelitas: santa Teresa de Ávila y san Juan de la cruz.

Cultivan con esfuerzo constante el espíritu de oración y la oración misma en un clima de recogimiento interior:

• Participando en la Eucaristía, de ser posible diariamente.

• Procuran su crecimiento personal en la unión con Dios y el testimonio de vida de oración.

• Estimulan la comunión fraterna con los otros hermanos-hermanas de la misma familia religiosa.

• Honran a La Santísima Virgen María con algún acto particular y llevando el santo escapulario del Carmen.

¿Quiénes pertencen a la Orden Seglar de los Carmelitas Descalzos?

Aquellos miembros del pueblo de Dios, que llamados por el Señor Jesús, y libres de impedimentos, acogen conscientemente su vocación aceptando el programa de vida que ofrece la Orden Seglar.

Formación

• Iniciación o postulantado. Primeros contactos con la fraternidad, con duración de tres a seis meses.

• Formación o noviciado. Se inicia la formación de los candidatos, su duración es de dos años.

• Promesa temporal. Se hace después de los primeros dos años de formación; mediante ésta, el candidato es admitido a la Orden. La formación continúa por otros tres años, antes de la promesa definitiva.

• Promesa definitiva. Se hace tres años después de la promesa temporal.

• Votos. Después de un año de promesa definitiva, se pueden hacer votos de castidad y de obediencia.

LA ORDEN SEGLAR

El carisma del Carmelo Teresiano se hace presente en la Iglesia y en el mundo de diversas maneras. Así, tenemos en la gran familia del Carmelo Teresiano a los Frailes Carmelitas Descalzos que buscan unir a la vida de oración y el apostolado en sus diversas modalidades; las Monjas Carmelitas Descalzas que viven la vida contemplativa y los Laicos del Carmelo Seglar. El núcleo principal de la Orden son los Frailes Carmelitas Descalzos, de lo cual dependen jurídicamente los Laicos de la Orden Seglar de los Carmelitas Descalzos – OCDS.
Los Laicos de la OCDS buscan vivir el carisma carmelitano teresiano en el medio del mundo, en la familia, en el trabajo y en las circunstancias normales de la vida civil, gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según las enseñanzas de Jesús en el Evangelio y conforme al carisma de Santa Teresa de Jesús. Siguen las huellas de Teresa sobre la oración e intentan vivirla como amistad con Dios, allí donde se encuentran, pues “el verdadero amante en todas las partes ama y se acuerda del Amado”. Pero también la viven en la liturgia, en la escucha de la Palabra de Dios, en los sacramentos y en devoción a la Virgen del Carmen, modelo de la vida cristiana y carmelitana.
Buscan vivir en amistad fraterna en la Comunidad a la cual pertenecen y frecuentan y que es regida por un Consejo elegido cada 3 años, el cual tiene el cuidado de la formación y la admisión a las promesas. El cultivo de las virtudes humanas y el clima de confianza en la Comunidad permite el compartir y el crecer en la caridad y amistad con los demás. Colaboran en el apostolado con su testimonio de vida cristiana y ayudan a la santificación del mundo, a través de su vida de fe, esperanza y caridad y según los talentos personales de cada miembro.
La Orden Seglar se rige por Constituciones propias (2003), en las cuales se condensa su estilo de vida, su identidad, valores y compromisos en el seguimiento de Jesucristo, en la busca de vivir la intimidad con Dios, en la comunión fraterna y en el servicio apostólico. Actualmente los carmelitas seglares son cerca de 25 mil miembros en todo el mundo, 1.736 son las Comunidades que se encuentran presentes en 75 países.
Viven el espíritu del Carmelo en el corazón del mundo y enriquecen con su secularidad la vida religiosa del Carmelo.