Carmelitas Descalzas Oaxaca

Monasterio de San José y Santa Teresa

Apdo. Postal 77 Administración 2

68091 Oaxaca, Oax.

Tel/Fax (01 951) 518 7724

CARMELITAS DESCALZAS DE SAN JOSE Y SANTA TERESA 

Nuestro monasterio de Carmelitas Descalzas de esta ciudad, fue fundado el 10 de mayo de 1939, siendo Arzobispo el Sr. Dn. José Othón Núñez y Zárate.

Nuestra madre María Dolores del Corazón de Jesús, Fundadora y miembro de la comunidad de Aguascalientes, se enfermó de cáncer y la enviaron a la Ciudad de México en busca de salud, acompañada de la hermana Teresa Margarita del Sagrado Corazón de Jesús. Se hospedaron en la casa de la señorita Luz Izquierdo, quien tenía el privilegio de tener capilla con reserva del Santísimo y Misa diaria.

El día 18 de diciembre de 1938, estaban haciendo su oración de la tarde; en este momento nuestra madre María Dolores, sintió la inspiración de Dios que le pedía hacer una fundación en esta Ciudad de Oaxaca, en donde se venera la Soledad de nuestra Madre Santísima. Le comunica su deseo al padre Bernardo de Santa María C. D. entonces Provincial de los frailes Carmelitas Descalzos, de la Provincia Mexicana quien, aprobándole sus deseos, le insiste que la fundación se haría en Morelia, pero la madre Dolores convencida por medio de la oración de lo que nuestro Señor le manifestaba, le decía que allí no.

Al fin accedió y se fueron a Morelia; solicitaron la fundación al Sr. Obispo de esa Diócesis quien la aceptó, pero se encontraron con muchas dificultades, no llevándose a cabo la fundación. Lo mismo se intentó hacer en Acámbaro y Celaya y no les fue posible en estos lugares, quedando convencido el padre Bernardo que la voluntad de Dios era que la fundación se hiciera en Oaxaca, por lo que nuestra madre María Dolores escribe al Sr. Arzobispo de esta Arquidiócesis, Dn. José Othón Núñez, solicitando la fundación. La respuesta fue que “aquí era muy pobre y que una comunidad, a título de pobreza, sería una carga para el Obispo”. Las puso a prueba por medio de la oración, diciéndoles que si le daba resultado que ya les comunicaría cual era la voluntad de Dios.

Por fin fue aceptada la fundación en pobreza. Llegando a esta Ciudad el día 10 de mayo de 1939 a las 7.55 p.m. las madres: María Dolores del Corazón de Jesús, María Josefa del Niño Jesús, María Juana de la Cruz y Teresa Margarita del Sagrado Corazón de Jesús, procedentes de la comunidad de Aguascalientes. Las esperaban en la estación varias personas, más como el tren venía con retraso, encomendaron al señor Dn. Alfonso Calvo que las recibiera y las trasladara a la casa Nº 7 de la calle de M. Bravo. Al día siguiente fueron a conocer la Basílica de Nuestra Señora de la Soledad y a visitar a la Reina de los Oaxaqueños.

El día 12 a las 6.00 p.m. anuncian con gozo la primera Misa celebrada por el padre Bernardo C.D. En seguida las visita el Vicario General Dn. Carlos Gracida, quien al ver la sencillez y la pobreza en que había quedado todo, conmovido dice: “Aquí hay espíritu”, quedando de esta manera establecida la Comunidad bajo el patrocinio de San José y Santa Teresa. Permanecieron en esta casa de M. Bravo hasta el día 25 de junio, fecha en que se trasladaron a la calle de Macedonio Alcalá Nº 704, en donde residimos hasta el día 21 de diciembre de 1994.

El 31 de julio del mismo año 1939 solicitaron la aprobación canónica a la Santa Sede y al mes siguiente 31 de agosto, con grande asombro, reciben la noticia del padre Bernardo C.D. que ha llegado la respuesta de Roma con la aprobación de la Fundación. Este acontecimiento les hizo ver más clara la voluntad de Dios, que parece se daba prisa para que esta Comunidad quedara establecida, porque a los pocos días quedaba suspendida la correspondencia con Europa por motivos de la segunda guerra mundial. No pudo celebrarse la acción de gracias el 18 de diciembre de ese mismo año, porque para el Sr. Arzobispo ese día era muy ocupado por celebrarse la fiesta de Nuestra Madre Santísima de la Soledad. Se fijó la fecha para el 28 de diciembre del mismo año. Y mientras llegaba ese gran día nuestras fundadoras hacían los preparativos para celebrar el acontecimiento con grande gozo y alegría.

Por fin llegó el 28 de diciembre de 1939 y esa hermosa mañana a las 7.00 a.m. llegaron el Sr. Arz. Dn. José Othón Núñez, el Sr. Vicario General Carlos Gracida, los Sres. Canónigos Rafael Torres y Agustín Espinosa, Fr. Vicente Escalante O.P. y padre Bernardo de Santa María C.D. y algunas personas para celebrar la Eucaristía y con ella dar gracias a Dios; con la lectura del Documento se dio fin a este hermoso acto. Así quedó establecida nuestra comunidad en la ciudad de Oaxaca.

Contáctanos